El uso del domicilio familiar

El uso del domicilio familiar
La convivencia de los cónyuges en el denominado domicilio familiar normalmente quiebra como consecuencia de la extinción del matrimonio, si no se ha producido previamente. En la sentencia que reconozca la separación o divorcio, uno de los puntos fundamentales es el referido a quien corresponde el uso de la vivienda familiar.

El domicilio familiar se entiende por el legislador como un bien adscrito a la familia y para el uso o servicio de esta, por lo que, en caso de disolución del matrimonio, la decisión sobre a quién corresponde usarlo debe basare en un principio de protección para la parte que más lo necesite.

En el caso de los procesos de divorcio o separación de matrimonios con hijos que aún siguen bajo la patria potestad de los cónyuges, uno de los criterios principales que tienen en cuenta los Tribunales para realizar esta atribución es a quien corresponde la guarda y custodia de los mismos. Ello es debido a que se considera que los hijos son aquellos sobre los que recae una mayor necesidad de protección por lo que al progenitor que se le atribuya la guarda y custodia de los hijos se le atribuirá también el uso del domicilio familiar.
NOEMÍ GONZÁLEZ FRÍAS · ABOGADOS
Dirección:  C/ Torrenueva 31, 3º Izda50003 Zaragoza (Zaragoza) · España, Movil: 600 560 680Email: gonzalezfrias@reicaz.com

Safe Creative #1702070261761

AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información