LA DISOLUCIÓN DEL RÉGIMEN ECONÓMICO MATRIMONIAL

De acuerdo con el apartado primero del artículo 95 del Código Civil, [la sentencia firme producirá respecto de los bienes del matrimonio la disolución del régimen económico matrimonial]. Este es el efecto común de las sentencias de nulidad, separación y divorcio en el ámbito patrimonial.

Tras la extinción del régimen, entra en vigor en este aspecto patrimonial lo acordado por los cónyuges en el convenio regulador. A falta de convenio, será el Juez quien determine las consecuencias de la extinción del régimen económico matrimonial.

Por último, resulta interesante aludir a la regla del párrafo segundo del citado artículo, según el cual [si la sentencia de nulidad declara la mala fe de uno sólo de los cónyuges, el que hubiere obrado de buena fe podrá optar por aplicar en la liquidación del régimen económico matrimonial las disposiciones relativas al régimen de participación y el de mala fe no tendrá derecho a participar en las ganancias obtenidas por su consorte].

NOEMÍ GONZÁLEZ FRÍAS · ABOGADOS
Dirección:  C/ Torrenueva 31, 3º Izda50003 Zaragoza (Zaragoza) · España, Movil: 600 560 680Email: gonzalezfrias@reicaz.com

Safe Creative #1702070261761

AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información